Melodías del destierro. Músicos judíos exiliados en Argentina durante el nazismo (1933-1945)

Silvia Glocer

Categoría: Etiqueta:

Sobre el libro

Pages

272 páginas

Language

Español

ISBN

978-987-25614-8-2

Released

Agosto 2016

Sobre su autor/a

Silvia Glocer

Silvia Glocer es Doctora en Historia y Teoría del Arte por la Universidad de Buenos Aires. Es docente en la carrera de Artes, de la Facultad de Filosofía y Letras de dicha universidad y en el Conservatorio Provincial “Alberto Ginastera” de Morón. Ocupa el cargo de musicóloga en la Biblioteca Nacional. Canta en el Coral Femenino de San Justo, dirigido por Roberto Saccente, de quien es además su asistente. Desde el campo de la musicología estudia las relaciones entre música y política y se ha especializado en temas vinculados al exilio de músicos judíos que se dirigieron a la Argentina escapando del nazismo.

«Melodías del destierro es una contribución a la historia de la música en la Argentina, transformada por la llegada de esas personas cuya vida profesional los nazis y sus cómplices habían destruido, ya que no su vida misma, y que en este país se pusieron de nuevo a cantar, a tocar, a componer, y luego, superando la barrera del idioma, a enseñar, a dar conferencias, a escribir críticas o ensayos, a fundar o animar instituciones, nutriendo el mundo profesional y el público de toda clase de músicas –clásica, contemporánea, para films, ópera, opereta, jazz, tango…–. A su vez este libro es una contribución a la historia de los judíos en la Argentina, que acogieron solidariamente a esos músicos refugiados, como lo hicieron con hombres y mujeres de tantas otras profesiones, y a la vez hicieron de ellos actores de su experiencia colectiva, en particular gracias al auge de la vida musical comunitaria. Con el tiempo, a medida que crecía su prestigio nacional e internacional, esos nuevos compatriotas se convirtieron en vectores de la integración simbólica de todos los judíos a la nación argentina, especialmente allí donde el antisemitismo latente o declarado parecía imponerles a estos, más que a otros, el deber de demostrar por las obras su derecho a la existencia».  Esteban Buch